noticias de Fuensanta de Martos, Jaén

El balón como liturgia

0 24
El balón como liturgia
Vota
 Jesús Antonio Castro es el párroco de Fuensanta, profesor de Religión en el colegio Pablo Rueda de Castillo de Locubín, capellán del convento de las trinitarias de Martos, consiliario del secretariado de Migraciones de la Diócesis de Jaén… y jugador de fútbol. Jesús Antonio Castro forma parte de la plantilla del Fuensanta, equipo que milita en el grupo primero de Regional. El sacerdote, de treinta y ocho años, ha sido fichado esta campaña.

 

Castro hizo sus pinitos en el mundo futbolístico hace más de dos décadas. El párroco, nacido en Castellar, jugó en los juveniles del Linares y, además, realizó una prueba por el Real Madrid con Vicente del Bosque como responsable de la cantera blanca. Pasó la primera y fue citado para la segunda, pero nunca la afrontó. La razón está justificada: ese mismo día tenía un examen para entrar como estudiante en el Instituto Nacional de Educación Física (INEF) en Granada. “No me arrepiento de la decisión que tomé, porque ahora soy licenciado y saqué una carrera muy complicada”, se alegra.

Cumple su segundo año como párroco de Fuensanta. Se ha adaptado perfectamente a la idiosincrasia y a las costumbres de sus gentes. Es una persona a la que le encanta el deporte y también practica el tenis y el pádel. Castro ha trasladado su vitalidad al equipo. Una lesión, de la que prácticamente está recuperado, ha sido determinante para que solo haya disputado pocos partidos.

El delantero se muestra feliz por la experiencia. “Estar en el equipo es maravilloso y formamos un grupo humano increíble”, comenta. Independientemente de los resultados el sacerdote destaca el “tercer tiempo”, término que se utiliza en rugby para fomentar la convivencia. “Me gusta dialogar con los compañeros e intercambiar opiniones”, reconoce. Castro desvela una sorpresa que recibió cuando se incorporó al Fuensanta. Parte de la plantilla se presentó en la iglesia con un balón de fútbol. “Fue una visita halagadora y me llenó de ilusión”, expresa. Se siente contentopor la juventud que atesora la plantilla. “El fútbol, y en este caso el Fuensanta, fomenta hábitos saludables entre los más jóvenes, aunque en nuestro equipo también contamos con jugadores expertos”, dice. El cura de Fuensanta se ha convertido en referente y un ejemplo para seguir. Esos valores los transmite en su vida cotidiana y en el deporte. Ha convertido esa liturgia en una forma de vida.

También podría gustarte