noticias de Fuensanta de Martos, Jaén

Antonio Carrillo Guirao

Antonio Carrillo Guirao.
0 18
Antonio Carrillo Guirao
Vota

Antonio Carrillo

De casta le viene al galgo y el fuensanteño Antonio Carrillo lo sabe bien pues él mismo pertenece a una dinastía de tocaores de flamenco, si bien, de todos ellos, él es el máximo exponente. Hoy vive retirado en Palma de Mallorca, donde regenta un restaurante que visitan con frecuencia guitarristas de élite. Cada año, Antonio Carrillo Guirao hace un hueco en su quehacer cotidiano para visitar su pueblo, Fuensanta. Aunque se quedó huérfano a muy temprana edad, heredó de su padre, Antonio Carrillo Hernández, dos cosas: una guitarra Parchea y la afición por el toque.

Ese primer instrumento forma parte hoy de una colección particular de medio centenar de guitarras de los mejores fabricantes, la más antigua es una de 1900 hecha en Málaga por Antonio de Lorca Ramírez, cuyo taller lo frecuentó el guitarrero malagueño Antonio de Torres, cuyas guitarras son comparables a los violines Stradivarius. “Aquellas —explica Antonio Carrillo— eran unas guitarras pequeñitas, que no tienen nada que ver con las maravillas que se hacen hoy, pero tenían un sonido único y, para mí y para los que entienden de guitarras, tienen un mérito grandísimo”. También posee un instrumento de Domingo Esteso de 1919 y otro de Santos Hernández de 1926.

En la actualidad, por su restaurante de Palma de Mallorca acuden con bastante frecuencia guitarristas como Miguel Barceló, Tomatito o Paco de Lucía al que le une una gran amistad. “Paco de Lucía está muy entusiasmado con mi colección de guitarras y me dice que quiere grabar un disco con una de ellas, porque tiene un sonido único”, comenta el jiennense.

Aunque Antonio Carrillo tuvo una faceta coplera, consiguió forjarse un nombre en el toque flamenco, hasta el punto de que llegó a ser “uno de los herederos musicales de El Niño Ricardo”, como pone de manifiesto Juan Torres, fundador de la Peña Flamenca de Martos. También fue discípulo aventajado de Ramón Montoya. Carrillo ha dado recitales en Dinamarca, Egipto, Líbano, Irán y por toda España. En su faceta coplera tocó para Antonio Molina, máxima estrella del momento, en las compañías de Marifé de Triana y de Imperio Argentina. Antonio Carrillo recuerda que fue en el servicio militar cuando un general le pidió que enseñase guitarra a sus hijos, y ese fue el comienzo de su larga carrera.

También podría gustarte